Confort en Sa Residència

Los habitantes de “Sa Residència” pueden continuar haciendo su vida de siempre, la “vida de casa”, con todo el cuidado y el confort, en un espacio sostenible y cálido de 9.000 m2 distribuidos en tres plantas y rodeado de 3.000 m2 de jardín.

Los amplios y luminosos pasillos y los ascensores accesibles nos introducen en las zonas del comedor, las salas de animación, la sala de rehabilitación con piscina interior y grúa y las 82 habitaciones, dobles, individuales o en suite con baños adaptados, camas eléctricas articuladas, conexiones individuales de TV, teléfono e Internet , vistas a los jardines y posibilidad de personalización de las habitaciones con los recuerdos y objetos de cada residente para crear su lugar más íntimo dentro del recinto.

Todas las comidas son elaboradas en la cocina de “Sa Residència” y los menús son estrictamente programados por un equipo formado por el Chef, la supervisora de enfermería y el médico de la residencia, que crean unas comidas enriquecidas y pensadas para las personas mayores.